Autor: Josep Mañogil

TABAQUISMO

El acto de fumar es una forma lenta de cometer suicidio, la nicotina que lleva el cigarrillo es la responsable de la gran dependencia que genera el tabaco y tiene una capacidad adictiva cinco veces más que la heroína.

Es una adicción crónica generada por el consumo de tabaco, produciendo una dependencia psicológica y física y un gran número de enfermedades.
La esperanza de vida de un fumador puede reducirse hasta veinte años.

El tabaco es la mayor pandemia conocida en la historia de la humanidad, teniendo en cuenta de que el tabaquismo no es un hábito, es una drogadicción.

Las enfermedades que más se relacionan con el tabaquismo son:

  • El cáncer de pulmón y de laringe.
  • Alto riesgo de producir cáncer de estómago, esófago, riñón, vejiga, leucemia, etc.

Consecuencias en el embarazo:

  • La exposición prenatal al tabaco provoca alteraciones en el sistema respiratorio de los bebés prematuros.
  • La exposición dentro del útero al cigarrillo afecta a la función pulmonar en el momento del nacimiento.
  • Muerte súbita.
  • El tabaquismo durante el embarazo provoca asma en los niños.

Existen varias sustancias tóxicas que se quedan en el organismo cuando se fuma:

  • Nicotina: Alcaloide que induce la liberación de adrenalina, noradrenalina y dopamina, provocando taquicardia, hipertensión y una intensa vaso contrición. La nicotina es la responsable de la adicción del fumador al tabaco.
  • Alquitrán: Este componente es de mayor grado tóxico, y está conformado por más de 500 sustancias distintas. Es irritativo y cancerígeno.
  • Monóxido de carbono: Gas asfixiante capaz de causar enfermedad y muerte por su capacidad de producir hipoxia grave.
  • Formaldehído; Quitaesmalte; Amoníaco; Insecticida; Naftalina; Cianuro de Hidrógeno, producido por el humo del cigarrillo y etc, hasta 4.000 componentes químicos.

El comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo estima que "10 millones" de jóvenes españoles no llegarán a cumplir los 50 años porque morirán de forma prematura por enfermedades provocadas o agravadas por el tabaco.

Cada seis segundos muere una persona por enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para evitar las consecuencias negativas que derivan del consumo de tabaco, es preferible dejar de fumar definitivamente, y esto es posible mediante la terapia en hipnosis clínica, una estrategia mental que te va ha permitir recuperar la autoestima, el autocontrol mental, y así poder controlar de una forma natural cualquier síntoma de irritabilidad, frustración, falta de concentración, ansiedad, insomnio y por supuesto no fumar nunca más.

Las sesiones que necesitarás para conseguir librarte del hábito del tabaco son muy pocas, tan solo una única sesión de hipnosis clínica de una hora si es individual, y cuatro si se hace en grupo. Ahora puedes vencer la adicción al tabaco de forma definitiva.