Autor: Josep Mañogil

LUDOPATÍA (ADICCIÓN A LOS JUEGOS)

La adicción al juego es una enfermedad

Se estima que en España más de 500.000 personas sufren serios problemas con el juego y casi 800.000 presentan algunos de los síntomas característicos de los ludópatas. El punto de partida de este tema es que el juego patológico, aunque pueda parecer un vicio, es una enfermedad. Muchas personas han llegado a perderlo todo, dinero, familia, trabajo, relaciones, por culpa de su dependencia al juego. Para estas personas enfermas, el juego es una obsesión, un descontrol de los impulsos.

Estas situaciones se suelen prolongar en el tiempo, debido a que la persona adicta no suele reconocer que lo es. Tiene tendencia a mentir incluso a los seres más próximos, a endeudarse para saldar sus deudas de juego y poder jugar nuevamente y así sucesivamente.

El perfil de la persona adicta a las máquinas tragaperras, es el de un individuo con problemas de ansiedad, dificultades de adaptación social y escasa tolerancia a las frustraciones.

La máquinas tragaperras están diseñadas de manera que puedan seducir, atraer, y estimular al jugador mediante música, colores, el sonido de las monedas al caer, y haciéndole creer a la persona adicta de que tiene control sobre la máquina para obtener premios al utilizar unos mandos, cosa que de ninguna manera es cierta.

Mediante la hipnoterapia que se le aplicará al paciente, eliminando y reestructurando los problemas de ansiedad y comunicación y en definitiva creando un estado de autoestima, seguridad, control y autodominio, se erradicará definitivamente la adicción a las máquinas tragaperras.