FIBROMIALGIA

La Fibromialgia, es una enfermedad reumática crónica y es característico de esta enfermedad el dolor músculo esquelético generalizado y la fatiga. La palabra Fibromialgia significa dolor en los músculos, ligamentos y tendones, las partes fibrosas del cuerpo. Las personas con fibromialgia presentan dolor en todo el cuerpo, y sienten sus músculos fuertemente doloridos, acompañados de una sensación de quemazón o fatiga muscular.

Es España se calcula que están afectados por la fibromialgia entre el 2% o el 3% de la población. Suele ser más frecuente en la mujer que en el hombre y puede manifestarse a cualquier edad, incluso en niños y adolescentes.

Autor: Josep Mañogil

Los síntomas asociados a la fibromialgia son:

  • Dolor: Frecuentemente, el dolor y rigidez suelen empeorar por la mañana y los músculos que se utilizan de manera repetitiva experimentan más dolor.
  • Fatiga: Es una sensación de falta de energía que se acompaña con una fatiga mental y la sensación de que todo su cuerpo fuera de plomo muy pesado.
  • Trastornos del sueño: La mayoría de los pacientes con fibromialgia tienen trastornos del sueño. Su ciclo Circadiano que es el ciclo biológico que se rige los biorritmos de la persona, funciona al revés, en una persona sana durante el día se activa el Simpático generador de energía y por la noche entra en funcionamiento en Parasimpático dando paso a la relajación de las actividades de los órganos del cuerpo, y en estas personas funciona al revés, actividad por la noche y reposo durante el día, con los consiguientes trastornos de sueño por la noche y fatiga durante el día.
  • Síndrome del intestino irritable: Del 40% al 70% de los pacientes con fibromialgia tienen síntomas de intestino irritable, por ejemplo: diarrea, dolor abdominal, estreñimiento, gases y nauseas.

Fibrofog

Muchos de los pacientes a los que se diagnostica fibromialgia, a parte de los síntomas habituales de dolor generalizado y fatiga, se quejan de un deterioro en la capacidad de memoria y de confusión mental. Acostumbran a describir su estado como si estuviesen en una nube y que no son capaces de pensar con claridad. Por ello se ha creado el término de fibrofog, proveniente del inglés (fog quiere decir niebla).

Hay una proporción de pacientes que explican, así mismo, vivencias de alejamiento de la realidad y visiones irreales, como si soñasen y no viviesen en realidad esa situación. En ellos se da una disociación, explican que a veces no son capaces de recordar qué han dicho, hecho o dónde han estado. Se entiende esta disociación como una interrupción de las funciones integradas de la conciencia, la memoria, la identidad y la percepción. A partir de las investigaciones que se han llevado a cabo, como las de F. Leavitt, en las que comparó a un grupo de pacientes con fibromialgia con un grupo de pacientes con otras enfermedades reumáticas, Leavitt concluyó que se podían diferenciar dos grupos de pacientes con fibromialgia: los que tenían problemas cognitivos y emocionales por un funcionamiento disociativo -los que padecían fibrofog- y los que tenían más problemas físicos que emocionales y no se quejaban de problemas cognitivos. Parece ser que a mayor nivel de depresión y ansiedad mayor es la percepción y vivencia de problemas cognitivos por parte del paciente.

Propuesta de terapia

La propuesta de terapia incluye los siguientes aspectos:

  • Ofrecer información sobre la naturaleza de la fibromialgia, sobre los procesos de dolor que se dan y conocer la interacción que se da entre emociones, conductas y cogniciones.
  • Determinar metas realistas en los ámbitos laboral, social y familiar.
  • Entrenamiento en relajación.
  • Fijar un nivel adecuado de actividad.
  • Identificar pensamientos disfuncionales.
  • Entrenamiento en comunicación (habilidades asertivas).
  • Aplicar estrategias para adquirir y fijar esquemas.
  • Prevenir recaídas y gestionar episodios posteriores de dolor.